Gracias a la oportunidad que nos da una crisis, podemos dirigir nuestra vida hacia donde realmente deseamos…
Así que, si lo estás pasando mal, párate y sé consciente de lo que tu cuerpo te está mostrando que necesitas, de lo que tu corazón anhela.
A veces, este proceso no es fácil ya que solemos prestar mucha más atención a la voz que resuena dentro de nuestras cabezas que a nuestra intuitiva voz interior.
Es por ello que, una de las primeras cosas que deberíamos aprender tod@s es a recuperar la manera que en la que sabíamos escucharnos cuando éramos niñ@s.
Tenemos todos los recursos que necesitamos para ser felices pero, centramos nuestra atención en el lugar equivocado y esto nos lleva a pensar que la felicidad es algo que:

1. Depende de algo externo,
2. tenemos que conseguir…
3. a base de esfuerzo…

Cuando lo único necesario es escuchar más allá de lo que la voz de la mente (que no nosotros) nos dice.
En Análisis Transaccional y, más concretamente, desde el modelo P.A.N, se dice que al Padre se le oye, mientras que al Niño se le ve.
Haciendo una extrapolación entre estos dos estados del yo y el Modelo Mente-Cuerpo, podríamos diferenciar lo que la voz de nuestra cabeza dice, respecto a lo que nos transmite nuestro corazón y ser conscientes de que lo que realmente deseamos, vendrá a nosotros en forma de imagen o sensación corporal, ya que proviene de nuestra parte más libre y espontánea (Niño/Corazón) y que la voz de la cabeza que, muchas veces nos “machaca sin piedad” y que suele ser escuchada en forma de Mandato (Ejem. “No llores”) o Atribución (“Eres irresponsable”), procede de nuestra parte más condicionada (Padre/Mente).

Concluyendo te diré que la próxima vez que tengas dudas a cerca de lo que tu corazón desea, párate y observa tus sensaciones e imágenes mentales. Si el observar estas imágenes hace que te sientas mejor, no dudes que proceden de la parte más esencial de ti mism@. Y si, recurrentemente, experimentas malestar, párate y sé consciente. Respira, vuelve a observar y alégrate, porque tu Vida quiere darte un mensaje, un mensaje que deberás tener el coraje y el valor de escuchar y que, por supuesto, te llevará por el camino que realmente deseas transitar…

María del Mar Tercero.
Psicóloga.
https://www.facebook.com/mariadelmarterceropsicologa

 

Anuncios