Buscar

María del Mar Tercero

Psicología, Creatividad y Desarrollo Personal

mes

febrero 2016

¿Qué hacer cuando lo que se quiere y lo que se debe no es lo mismo…?

Lo que se quiere, proviene del cuerpo. Lo que se debe, proviene de la mente. Nuestro cuerpo es más antiguo y sabio que nuestra mente. El cuerpo siempre es portador de lo que sentimos y de lo que nuestra intuición nos dice que es bueno para nosotr@s. Hay experiencias que no podemos percibir con nuestra mente y debemos estar centrad@s y en contacto con nuestro cuerpo para poder llegar a ellas. Entre estas experiencias están la Creatividad, el Amor e incluso la sensación de percibir a Dios o lo que llamamos Fe…
Opino que nuestro cuerpo es el que sabe lo que es mejor para nosotr@s y por lo tanto, es mejor decidirnos por lo que nuestro cuerpo quiere…
Ahora bien, para saber hacer esto, debemos estar bien entrenad@s en distinguir qué proviene de nuestra mente y qué proviene de nuestro cuerpo. Y para ello, debemos ser muy conscientes de nuestras experiencias corporales y ser capaces de eliminar nuestro ruido mental.

María del Mar Tercero.

Psicóloga

.

 

 

 

 

Anuncios

¿Qué sentido tienen en mi vida las experiencias que no me gustan…?

12063809_952216878184748_5099973879083140042_n

Cada aspecto que nos irrita del otr@ es, en definitiva, una pista, una puerta, un mensaje…

Pregunta: _ ¿Cómo descifrar? ¿Cómo entender este mensaje…?
Respuesta: _ En función de nuestra determinación, de nuestra propuesta interior. Sólo así, todo cobra significado… No olvides, entonces, tu propósito en la vida…

Hace muchos años, viví una experiencia que me hizo reflexionar y, tras esto, escribí una historia sobre ella…

Paseando por el Parque de María luisa, en Sevilla, un señor se me acercó para pedirme comida y algo de ropa. Le dije que no vivía muy lejos de allí pero, que tardaría un poco en darle lo que me había pedido pues, debía ir hasta casa, buscar las cosas y regresar, y todo esto lo haría caminando. De modo que, así lo hice… Cuando regresé al parque, busqué a aquel señor pero, ya no estaba… Entonces, reflexioné: ¿Cuántas veces olvidamos nuestro propósito, nuestros sueños, nuestra fe…? Nada tiene sentido si olvidamos aquello que sabemos que es lo más importante.
Nuestra determinación le da sentido a todo. Por lo tanto, depende de nosotros: de nuestra ceguera o de nuestra luz, de nuestro recordar y no olvidar qué perseguimos, o de nuestra falta del recuerdo de nuestro propósito… Nosotros elegimos.
Si, por ejemplo, en un momento determinado, eres consciente de tu falta de confianza y quisieras confiar más en la vida o en los demás, seguramente, te encuentres con un espejo, con alguien que te irrite por este mismo motivo que detestas en ti, o quizá, te encuentres con quien confía tanto en la vida que llega a sacarte de tus casillas…
Sea como sea, lo que intento decirte es que, no te dejes llevar por lo superficial. No le des más importancia al medio que al objetivo, o al ejercicio que a la lección… ¡Encuentra el significado!
¿Cómo…?
Recuerda quién eres, qué quieres y hacia dónde te diriges… Sólo así hallarás “el paraqué”, el sentido último de la experiencia y, aunque duela, evitarás cronificar el dolor y convertirlo en sufrimiento.
En palabras de Viktor Frankl (otro gran genio como Carl Jung):
S = D – P, o lo que se traduce en:
“Sufrimiento es igual a Desesperanza sin (menos) Propósito en la Vida…

Determina qué deseas, trabaja por tus sueños y recuerda siempre que has venido a aprender y,sobre todo, a ser feliz…

María del Mar Tercero

 

Los obstáculos: la cara oculta del crecimiento.

tumblr_inline_nge9f36x7J1rany6w

Los seres humanos nos empeñamos en adiestrarnos y quitar lo que no nos gusta, y creemos que nos sobra. Por ello, nos empeñamos en hacerlo todo “bien” y pretendemos que, en nuestra vida, todo sea felicidad, alegrías y sosiego… Sin embargo, tod@s sabemos que, a través de nuestras experiencias, somos capaces de obtener un conocimiento que no nos sería posible obtener de otra manera. Por ello, es imprescindible que nos habituemos a buscarle el sentido a las situaciones que, a veces, no logramos comprender y/o nos pillan por sorpresa.
Este “sentido” o “para qué” nos aportará la actitud necesaria para encontrar soluciones, en caso de necesitarlas, y para aprender, fortificádonos y empoderándonos a través de lo vivido.
Estas experiencias nos permitirán crecer en sabiduría y fortaleza, y nos ayudarán a superar, mucho más eficientemente, futuras dificultades. También nos harán crecer en empatía hacia los obstáculos ajenos y, en preparación y ánimo para saber y poder expresar nuestra ayuda a los demás.
Así que, ya sabes: cuando aparezcan los obstáculos, no te quejes y aprende a agradecer. Ellos son los mejores profesores de nuestra vida…

María del Mar Tercero

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: